Juan López. Por fuera (Praxis: Less Poetry)

Desde: Jueves, 13 Marzo 2014

Hasta: Sábado, 05 Abril 2014

Lugar: Espacio Praxis. Sala Norte

Juan López construye un escenario posible, en el que invita a plantear otros usos y modificaciones del espacio

Nota de prensa (pdf) Hoja de sala (pdf) Praxis 2014: Less Poetry
Vídeo-documentación de Drawing with a motorcycle (intervención para el proyecto)
Web de Juan López

Cualquier aproximación a un espacio comienza por definir sus límites, acotarlo, señalar que existe un adentro y un afuera. Este construcción del lugar implica un proceso de pensamiento que trasladamos al resto de nuestros ámbitos de relación y conocimiento. No es demasiado aventurado presuponer que “el afuera” es siempre un territorio de riesgo o, al menos, una zona más expuesta.

Plantear un proyecto como Por fuera dentro de un proyecto como Less Poetry en el espacio de Praxis implica definir los límites que van a constituir ese “afuera”. Para empezar se ha tomado la propia metodología de Juan López para abordar el proyecto: reconocimiento del lugar, diseño de una intervención específica para el mismo, ejecución de la misma.

P raxis en este momento presenta este primer acercamiento al lugar y su identificación con una serie de ideas para modificarlo. Ese momento del proceso creativo en el que tenemos la sensación de que todo está permitido, generando un vórtice en el que confluyen las múltiples posibilidades.

La lógica de las posibilidades está concebida a partir de nuestra propia percepción de lo posible, lo que podemos llegar a imaginar dentro de los marcos de producción de los que disponemos. Nos encontramos con un espacio, denominado sala de exposiciones, de apariencia rectangular. En este lugar se desarrollan proyectos que van transformándose a lo largo del tiempo, regulados por las condiciones materiales para su producción.

A su vez, en este ámbito opera nuestro imaginario de lo que debe ser una arquitectura y como debemos comportarnos en ella. Juan López plantea su trabajo como una deconstrucción de estas arquitecturas, las interviene. Pero sus trasformaciones nunca son agresivas, operan en una dimensión temporal efímera, en la que la reversibilidad siempre está presente.

Construye un escenario posible, en el que nos invita a plantearnos otros usos y modificaciones del espacio, a romper con los limites de nuestro entendimiento del lugar. No sólo por que, en muchas ocasiones, elabore artificios para conectar el dentro y el fuera, sino por que nos invita a trasformar nuestra percepción y comportamiento, planteándonos otra realidad del lugar.

Juan López genera “tromple l'oiel” para romper con nuestra “fe” en lo real, desestabiliza la representación para devolverla a su punto de origen, por eso, en su proceso de trabajo, es tan importante lo que se hace como su restitución al lugar de origen.

Pero esta intervención en el “fuera” de la arquitectura, no en lo exterior sino en la superficie, esta íntimamente relacionada con el sujeto y la representación. No en vano Gaston Bachelard en su libro La poética del espacio (1957) inicia el capitulo “De lo de dentro y de lo de fuera” con una aproximación al sujeto filosófico, el ser que delimita y compone el por fuera.

El dibujo y la escritura son realidades que se encuentran muy próximas, probablemente a raíz de la elaboración romántica de la conexión entre ambas con la idea y el pensamiento puro. Esta visión convive con la noción de resto de ambos procesos. Inserto en la realidad de la escritura se inscribe el “borrador” y, en el caso del dibujo, “el boceto”. Dos “afueras” que existen en el núcleo.

Tal vez sea por esto por lo que Juan López busca subterfugios para escribir y dibujar, en muchas ocasiones substrae, en vez de añadir. Una elaboración más arqueológica o, incluso, escultórica. La “talla” frente al modelado, similar a su aproximación a la arquitectura.

En su primer acercamiento al espacio de Praxis el artista ha propuesto evidenciar ese Por fuera de su trabajo artístico. Introducir una moto de gran cilindrada en una sala de exposiciones no sólo juega con la noción de posibilidad, vinculada con el vértigo y la excitación que genera un comienzo, sino que, de nuevo, le permite jugar con ese lugar fronterizo en la ejecución.

Juan López se inserta en una de las líneas de trabajo de las vanguardias, la ruptura con la noción de “estilo”. Iniciada durante el Dada esta idea se recuperará con la práctica conceptual y minimalista, desestabilizando la noción de genio.

Qué sea una máquina la encargada de trazar, como un compas, un limite en la sala nos sitúa en ese espacio indeterminado, en el que replantear los modos en los que entendemos nuestro entorno como algo real y no como una representación que podemos modificar. Podemos asirnos a los objetos, como la protagonista de eXistenZ, como ficciones sólidas o atrevernos a imaginar otros escenarios posible.

Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto