Estancia 3. Una, dos, tres, cuatro paredes

Bulegoa z/b

Una, dos, tres, cuatro paredespropone dos ejercicios de observación de un mismo objeto en condiciones diversas. A partir de dos puestas en escena de una obra significativa de la Colección Artium –Homenaje a Velázquez(1958) de Jorge Oteiza– invita a explorar y explotar los significados adscritos tanto a la acción de presentar un objeto artístico en el espacio, como al tipo de relaciones que esa acción determina.

Al contrastar dos modelos de «puesta en escena» que presuponen experiencias temporales distintas, esta Estancia tiene como objetivo reflexionar sobre los límites del cubo blanco y del teatro, sus puntos de encuentro y los ángulos ciegos en su cruce. Las puestas en escena se desarrollan en dos tiempos: el tiempo convencional del cubo blanco a lo largo de los seis meses de duración deEstanciasy el tiempo convencional del espacio teatral en cuatro momentos puntuales, los de cuatro funciones teatrales. Las dos ocupan un mismo escenario, el de un dispositivo que, ubicado en la Sala, está conformado por los siguientes elementos: la escultura de Oteiza colocada sobre una peana y cubierta con una tela y, frente a aquélla, unas gradas construidas ex profeso.

La principal razón para señalar la piezaHomenaje a Velázquezde Jorge Oteiza es el hecho de que la obra aloja una rica multiplicidad de sentidos que hacen referencia a la noción de espacio. Los tres planos que la conforman aluden así a formas como la escultura, la arquitectura, el teatro, la pintura, el juego o la danza. A través del sometimiento deHomenaje a Velázqueza una serie de operaciones lingüísticas como la descontextualización, la tautología, la sobreexposición o el montaje, se propone explotar ese exceso de significados. Otra razón añadida es el carácter mítico de la obra oteiziana y la significación del formalismo en el contexto en el que se presenta, un Centro-Museo que se autodefine como de arte vasco (CMAV). Con este someter un icono cultural a una serie de operaciones, se pretende señalar un debate pendiente en un contexto como el vasco en el que el término «forma» está altamente connotado.

Narración expositiva Una, dos, tres, cuatro paredes 
Obra señalada: Homenaje a Velázquez, Jorge Oteiza, 1958
El primer ejercicio de observación se desarrolla a lo largo de la puesta en escena expositiva. En este estadio, el dispositivo formado por la escultura, la peana, la tela y las gradas funciona como instalación. Sus dos usos potenciales, el teatral y el expositivo, no operan ahora a un nivel funcional, sino a uno lingüístico o simbólico. Así, la instalación, ni muestra un objeto escultórico ni permite el desarrollo de una dramaturgia, únicamente señala la posibilidad de las dos situaciones. Los elementos que la conforman se encuentran en un estado de potencialidad o latencia.

Al cubrir la escultura durante la práctica totalidad del tiempo que está expuesta, se frustra y posterga la visualización del objeto artístico allí donde se hace posible su aprehensión sensible completa, el espacio del cubo blanco. El espacio expositivo se presenta así como el lugar para la frustración de la expectativa.

Tal como lo hace el pintor Frenhofer con su cuadro enLa obra maestra desconocidade Balzac, el momento de la visualización se pospone a través del gesto melodramático de cubrir la escultura con una tela. ¿Qué revela la forma cubierta por una tela? Podría especularse si, como apunta Agamben en «Frenhofer y su doble», la forma tapada alude al desdoblamiento entre dos maneras de vivir el arte: la del espectador y la del artista. O, más en concreto en este caso, si lo que la tela señala es que es a los espectadores a quienes corresponde la activación del objeto artístico, que son ellos quienes con su mirada pueden sacar a la luz el objeto que se encuentra debajo de la tela.

Funciones teatrales Una, dos, tres, cuatro paredes 
Fechas: 11 y 25 de febrero de 2012, en función doble
Lugar: Artium, Sala Este Baja 
Horas: primera sesión a las 19:00 h; segunda sesión a las 21:00 h
Diseño gradas, peana y espacio teatral: Gorka Eizagirre Diseño iluminación: Óscar Grijalba
El segundo ejercicio de observación se presenta a través de cuatro funciones teatrales abiertas al público. Estos cuatro momentos interrumpen el discurso habitual del tiempo de una exposición y sus convenciones: el dispositivo conformado por las gradas y la escultura tapada sobre una peana deja de funcionar como instalación expositiva para pasar a activarse como teatro. 

El público se sienta en las gradas frente a la escultura de Oteiza, ahora desprovista de la tela que la cubre e iluminada siguiendo las convenciones teatrales. El resto de las luces de la sala están apagadas. A lo largo de la dramaturgia de una hora, la peana sobre la que se apoya la escultura se mueve a través de un sistema a motor. Estos cambios de posición sobre un eje se ven acompañados por cambios en la iluminación. A partir de la combinación de estos cambios se construyen cuatro cuadros escénicos que tienen la escultura como elemento central. Sobre esta imagen, unas voces en off leen textos de cuatro autores invitados a escribir para la ocasión sobre cuatro conceptos delGlosariode Bulegoa z/b.

Con las cuatro funciones se propone un ejercicio de observación casi opuesto al planteado en la primera puesta en escena: ver qué sucede cuando un objeto escultórico, Homenaje a Velázquez, se saca del contexto expositivo y se traslada a un contexto teatral. La operación de traslación permite algo inhabitual en el espacio expositivo, una observación detenida y prolongada de una escultura a lo largo de una hora a través del sometimiento del espectador a las normas del teatro.

Libreto Una, dos, tres, cuatro paredes 
Autores: Bojana Cvejic, Peter Friedl, Xavier Le Roy, Carla Zaccagnini
Con formato de programa de mano, y a disposición del público asistente a las funciones, recopila los textos de las representaciones que cuatro autores han escrito por encargo sobre cuatro conceptos concretos: Escritura/Lectura; Traducción; Teatralidad; Forma.

La elección del número de textos viene determinada por las cuatro unidades -una pared, dos paredes, tres paredes, cuatro paredes- a las que alude el título de la Estancia. Cada pared y cada texto enlaza con elGlosarioen el que Bulegoa z/b viene trabajando, unGlosarioque se conforma a partir de las aportaciones de distintos colaboradores y que surge de la necesidad de poner en discusión los significados que se asignan a un mismo término desde distintas áreas. Cada uno de los textos reunidos en la dramaturgia tiene, comoHomenaje a Velázquez, vida propia más allá del encuentro fortuito aquí provocado.
 

Artium en redes sociales

Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto